Tomando la luna – La certeza del Todo

12,00 IVA incluido

Ciclos que se cierran y miradas que se abren.

ISBN:  978-84-123844-0-6

Hay existencias

Categoría: Etiquetas: , , , , , , ,

¿Qué es el todo para cada persona? ¿Qué es lo que nos llena de Vida, lo que buscamos con ansia, lo que llena nuestros vacíos? El crecimiento a través del dolor y el conocimiento de la vida a través de los momentos dulces con la columna vertebral de este poemario, lleno de versos que beben la luz de luna, de finales, de principios y de autoconocimiento. Palabras que llegan muy dentro y que ayudan a abrir los ojos ver la luz de la luna con una nueva mirada.

Eva María Córdoba Serrano (Cádiz 1971) es abogada, MADRE (Con mayúsculas) y desde hace unos años, poeta. Su poesía es honesta, profunda y directa, y tiene un objetivo muy claro: llegar a lo más hondo del lector para que este haga suyo el poema, que se identifique con él y le ayude a transformarse. Firme defensora de la justicia social, Eva tiene un interés muy intenso en todas las culturas que la rodean, y le gusta empaparse de ellas para crecer espiritual y emocionalmente.

Información adicional

Peso0.135 kg
Dimensiones19 × 11 × 0.9 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Tomando la luna – La certeza del Todo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

«La certeza de la nada» es un poemario que te sumerge de lleno en los sentimientos. Comienza el libro con «Amantes al viento», desnudando el amor en toda su pureza, para seguir con «Desolvido»; porque el amor nunca se olvida, solo permanece silenciado. Continúa su camino con «Hojas pisadas» pues el dolor del alma es ese crujido seco que recorre nuestro cuerpo. Finaliza con «Aprendices del tiempo», un canto a la lucha constante, la esperanza y el amor a los demás, porque la nada se puede llenar con el todo.

Eva Córdoba (Cádiz, 1971) es abogada de profesión y vocación.
Se inició en la poesía desde que era muy pequeña.  Siempre fue reacia a mostrar al público sus poemas, hasta que un día decidió «desnudar su alma», fruto de lo cual es este poemario, pues, en palabras de Borges: «no hay otra obligación que ser valientes».

Pin It on Pinterest