Según la legislación española, es la obligación de depositar en la Delegación que la Administración haya
designado, varios ejemplares de toda publicación, y de todo tipo, que vaya destinado a la distribución o venta.

Tiene por objeto garantizar la conservación y el acceso al patrimonio cultural.

Consiste en solicitar el número identificador correspondiente mediante formulario y entregar normalmente 4 ejemplares del documento (Libro, revista, etc.) para la Biblioteca Nacional y Autonómica/Local.

Hay sus excepciones de documentos que no lo precisan, como por ejemplo la documentación interna de una empresa, pero siempre es aconsejable consultar estos extremos.

El trámite obligatoriamente lo debe realizar el editor.